Search
  • Veronica Flamenco

Cuando la Iglesia se suma a la conspiración que dejó de ser teoría...

"No podrás vender, comprar, trabajar, viajar, estudiar, ni tampoco confesarte ó asistir a Misa..." Así parece, el no tener el "bautismo de salubridad" te convertiría no solo en un ciudadano de segunda clase sino en un Católico de segunda. ¿Exagero? No lo creo. Ya está ocurriendo.


Por lo menos así lo han manifestado ya varias Iglesias Católicas en los Estados Unidos. Por ejemplo, en una parroquia de la Florida ya segregan a los fieles "bautizados", perdón, vacunados, de los que NO se han sometido a semejante experimento humano. En otra parroquia localizada en Dallas, la semana pasada el mismo párroco llamó a la policía para que sacarán a una mujer embarazada que además cargaba con su bebé de 1 año solo por no traer mascarilla (conste que en Dallas no es obligación usar mascarilla). Y finalmente tenemos el caso de la parroquia La Preciosísima Sangre de Cristo en New Jersey la cual publicó en su página web: "Confesiones ya están disponibles para los que estén vacunados". Ante la indignación de muchos en redes sociales la parroquia cambio el mensaje a: "Ahora que el párroco ya está vacunado, las personas ya pueden confesarse" Y según ellos, tratando de arreglar más el asunto lo terminaron empeorando añadiendo: "Los NO vacunados se pueden confesar cara a cara; Los vacunados pueden confesarse en los confesionarios adentro de forma anónima". ¿Por qué los NO vacunados deben hacerlo cara a cara? ¿Acaso quieren ver el rostro de los "leprosos"?


Como ven, poco les falta para que muy pronto exijan el pasaporte de vacunas que se convertirá en el nuevo sacramental. Todo esto está muy mal. Esto no es la Iglesia que Cristo fundó.


Sepan esto: Los sacerdotes NO SON DUEÑOS de los Sacramentos sino administradores. Nosotros, los fieles, tenemos derecho a los sacramentos y el Derecho Canónico, que ellos aveces usan para justificar otras imprudencias, a nosotros también nos avala:


843: "Los ministros sagrados no pueden negar los sacramentos a quienes los pidan de modo oportuno, estén bien dispuestos y no les sea prohibido por el derecho recibirlos."

Con respeto, caridad y prudencia, exijamos los derechos que Dios, a través de su Santa Iglesia, generosamente nos ha otorgado.

Por último, busquen desde ya una parroquia y sacerdotes fieles con quienes puedan recibir los Sacramentos sin que se les obligue a ser sometidos en contra de su conciencia y voluntad a un experimento humano (que más parece el bautismo de la nueva religión progre-global).

En medio de los azotes, de los truenos y las olas, sigamos remando mar adentro. Aunque parezca dormido, Cristo está con nosotros en la barca y pronto despertará para acabar con esta tormenta con una sola Palabra: "CÁLLATE".


"En el mundo tendrán tribulaciones, pero no tengan miedo, yo he vencido al mundo". Juan 16:33


Oren y vigilen ¡Con Cristo hay victoria!


Veronica Flamenco


172 views0 comments

Recent Posts

See All