Search
  • Veronica Flamenco

Vacunación: Doble atentado contra mujeres embarazadas

A las mujeres embarazadas se les prohibe consumir cafeína, tomar medicamentos para la gripe y hasta tomar remedios de hierbas naturales. Es más, según la Mayo Clinic, las mujeres embarazadas deberían de evitar cualquier tipo de vacunas. Todas estas prohibiciones y precauciones son para el bien de la madre y su bebé.


Sin embargo la CDC ha dicho que es "urgente que las embarazadas" se inyecten con las terapias geneticas experimentales ("vacunas Covid-19) omitiendo lo siguiente:


  1. PFizer pidió a los hombres participantes en su estudio clínico original (pág. 132 y 134) abstinencia sexual por 28 días después de recibir la última dosis de la vacuna. Pfizer también pidió a los participantes que reportaran de inmediato al conductor del estudio si habían tenido relaciones sexuales y tenían sospecha de que su pareja estuviera embarazada. ¿Por qué este tipo de precauciones? ¿Acaso la proteína espiga (spike protein) producida por las vacunas puede transferirse a través de los fluidos (saliva, sudor o semen) y llegar a afectar a la mujer preñada y a su bebé? Si este es el caso, no sería más mortal que a la embarazada le inyectaran directamente el suero que le fabricará billones de proteínas espiga? ¡Esto es alarmante! Además, este mismo estudio - obviamente excluyó a mujeres encinta.

  2. En la reciente "aprobación" de la FDA a la vacuna Comirnaty disfrazada de Pfizer, la misma farmacéutica admite que no hay suficientes estudios realizados en mujeres embarazadas agregando en el punto N de la pág. 11: "Pfizer Inc. realizará estudios de observación posteriores a la autorización para evaluar la asociación entre la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 y una lista pre-especificada de eventos adversos de especial interés, que incluyan...mujeres embarazadas". ¿Leíste bien? REALIZARÁ. No ha realizado. Es decir, ¿un médico puede prohibirte tomarte un Terraflú para la gripe pero es capaz de recomendarte vacunarte con un medicamento experimental sin estudios para medir los efectos secundarios? Esto es criminal.

  3. Un estudio realizado por The New England Journal of Medicine de Dic. 2020 a Feb. 2021. reveló que 8 de cada 10 mujeres embarazadas (0 - 27 semanas) perdieron a sus bebés en abortos espontáneos después de la vacuna experimental mRNA Covid (Pfizer ó Moderna). Los medios y algunos "expertos" hicieron un 'fact check' y se apresuraron a decir que los datos habían sido mal interpretados, que en verdad solo 1 embarazo de 8 había terminado en aborto espontáneo. Estos pinochos inquisidores, nuevamente retorcieron los números y definiciones a su conveniencia. Aquí te comparto una digna aclaración: "104 de 827 mujeres experimentaron abortos espontáneos y 96 ocurrieron en el primer trimestre. Ahora, inicialmente, parece 1 de cada 8 mujeres, que es el 12,5%, lo que se ajusta a la tasa general de aborto espontáneo en los EE. UU. Este cálculo es similar a cómo se calcula el promedio nacional, simplemente "cuántos embarazos terminan en aborto espontáneo", sin cualquier calificación especial. Sin embargo, este estudio se centra específicamente en cómo la vacuna Covid afecta el embarazo, incluso por trimestre. Entonces, para calcular con mayor precisión la tasa de abortos espontáneos, debemos recordar que los abortos espontáneos, por definición, ocurren antes de la marca de gestación de 20 semanas. Esto significa que las 700 mujeres que recibieron la vacuna en el tercer trimestre deben ser excluidas del cálculo porque ya pasaron el tiempo de poder tener un aborto espontáneo técnico. Entonces, en realidad, 104 de 127 mujeres experimentaron un aborto espontáneo. Esto significa que la tasa de aborto espontáneo de las mujeres que recibieron la vacuna en el primer o segundo trimestre es en realidad del 81,9%, o 8 de cada 10 mujeres, muy por encima del promedio nacional." (evemagazine)

  4. El NIH (Instituto Nacional de Salud) de EE.UU. destinó $1.67 millones de dólares para investigaciones sobre la relación de las vacunas Covid y los cambios menstruales. Esta iniciativa es por causa de los miles de casos reportados a VAERS de mujeres en etapa fértil que han sufrido mares de sangre (hemorragias) y desajustes drásticos en su ciclo menstrual; Un efecto secundario que no estaba previsto en la lista de más de 100 posibles efectos adversos presentados en Oct. 2020 por la FDA. Si estas hemorragias le pasan a mujeres sanas no embarazadas, imagina lo que le puede pasar a una embarazada.

  5. VAERS, uno de once sistemas gubernamentales que registra casos adversos post-vacuna en EE.UU., refleja casi 2,300 abortos espontáneos reportados hasta el 24 de septiembre. Según un estudio de Harvard Pilgrim - estos números de VAERS solo reflejan el 1% de los datos reales que se reportan. Además, no conocemos a ciencia cierta los efectos secundarios que los bebés (que logren nacer) lleguen a experimentar...

Y por si todo esto fuera poco, la misma CDC llama “personas embarazada” (pregnant people) a las mujeres embarazadas; sumándose a la ciencia dogmática ideologizada por la corriente del género y negando así lo más básico de la biología: Solo las mujeres pueden parir. Estos pseudo-científicos fanáticos son los que te dicen "sigue la ciencia"...


Es repugnante que con esta información pública, accesible, evidente e innegable sigan instando a las embarazadas a inyectarse el suero que puede costarles sus propias vidas y las de sus bebés. Esto es un doble atentado.

Futuras madres, no permitan que nadie les ponga una jeringa encima. Tu cuerpo, el cuerpo de tu hijito/a, son templos del Espíritu Santo y solo le pertenecen al Dios de la Vida, no al homicida Estado.


Como consejo adicional, algunos médicos recomiendan que las embarazadas coman alimentos ricos en vitaminas C, Zinc, D y Quercetina. Esto les ayudará a mantenerse saludable y con sistema inmune robusto. Además, recuerden tomar el sol todos los días.


Que María, Madre de Dios, las proteja a ustedes y a sus bebitos.







1,574 views0 comments