Search
  • Astrid Bennett

"Me contagié y así me recuperé"

Updated: Aug 22

En enero de este año di positivo al Covid-19. Gracias a Dios me recuperé bien y poco después compartí mi historia en el episodio “El Aborto y Las Vacunas” para el programa Informe Provida que conduzco en EWTN. También compartí brevemente mi experiencia en videos con Verónica Flamenco para David Contra Coviat.


Espero que al compartir mi historia con más detalle te animes a seguir firme si estás resistiendo a las vacunas experimentales, muchas de ellas manchadas con el aborto. Resistir es el camino superior pero también estrecho y difícil. Además compartiré recursos e información para la prevención y el tratamiento para que los consideres al pedirle a Dios que te guíe para protegerte y preparar un plan de acción si tú o un conocido llegara a contagiarse. Con esto no pretendo dar una receta médica, sino compartir algo que a mí me ha ayudado. Antes de seguir algunos de los consejos que aquí expreso, es recomendable verificarlo con tu médico de cabecera, de ser necesario.


A pesar de que había seguido las medidas sanitarias impuestas por los funcionarios del estado y a pesar de haber tomado precauciones para fortalecer mi inmunidad, un día me di cuenta de que tenía algo de congestión y que había perdido el sentido del gusto y del olfato. Me dio Covid-19 y comencé la cuarentena de dos semanas. Agradezco a Dios que mis síntomas fueron muy leves. No tenía fiebre, ni sentía dolores, ni pérdida de oxígeno en ningún momento. Tengo entendido que esta es la experiencia leve de la mayoría de las personas que contraen Covid-19, particularmente de los grupos de edades más jóvenes. La congestión disminuyó bastante pronto y el sentido del gusto y el olfato regresaron en dos o tres semanas.


VENTAJAS SOBRE LA ENFERMEDAD


Afortunadamente, hace casi cuatro años comencé el hábito de ayunar los miércoles y viernes (24 o 36 horas, solo agua), una alimentación saludable (alimentos frescos, ensaladas, muy poca azúcar y poca comida chatarra), ejercicio regular y una vida de oración más profunda. Providencialmente, estos hábitos ayudaron a preparar mi sistema inmunológico. Si bien no me impidió contraer la enfermedad, pude vencerla bastante bien, que es para lo que Dios diseñó el poderoso sistema inmunológico.


Además, incorporé un protocolo de vitaminas que recomiendan muchos doctores como la vitaminas C, D, Zinc, y Quercetina (ver más detalles abajo). También consumía muchos líquidos, incluyendo té de canela con limón (de hecho luego aprendí que el té de cebolla morada, jengibre, limón y miel Manuka también es muy efectivo). Afortunadamente no fue ni siquiera necesario recurrir al uso de la Ivermectina ó Hidroxicloroquina, dos medicamentos altamente eficaces para combatir el Covid-19. He visto cómo estos tratamientos han salvado la vida de personas enfermas con esta enfermedad. Es importante recalcar que tratar la enfermedad a tiempo es importantísimo.


Desde que me recuperé del Covid-19, continúo llevando un estilo de vida saludable (ejercicio, dieta de alimentos frescos, dormir bien) y una vida sacramental y de oración regular.


Tengo la certeza de que el haber tenido la enfermedad me ha dado anticuerpos a largo plazo si no para toda la vida, pero no está demás seguir fortaleciendo mi sistema inmunológico para otras enfermedades. De hecho, un estudio del 2008 sobre sobrevivientes de la pandemia de la gripe española mostró que tenían anticuerpos contra el virus ¡casi un siglo después! Además, ya hay algunos estudios que confirman que las personas que han contraído SARS-2 Covid-19 también generamos células T (T-cells), anticuerpos que nos ayudan a prevenir ó resistir exitosamente una re-infección.


También aprendí que mantener un peso bajo es vital. Luché con sobrepeso la mayor parte de mi vida, pero el ayuno me ayudó junto a la práctica de las virtudes de la templanza y la prudencia al comer. Un estudio reciente de la revista médica británica, The Lancet, encontró que el sobrepeso (no solamente la obesidad) es un gran factor de riesgo contribuyente en las personas que fallecieron con Covid. Los grupos de edad más joven tenían eso en común.


Considerando que nos enfrentamos a una guerra biológica, aprendí que no debemos bajar la guardia y que siempre debemos seguir fortaleciendo nuestras defensas. Además descubrí que las personas no-vacunadas y las vacunadas con las inyecciones experimentales Covid, también pueden proteger sus células del daño que causan las toxinas de las inyecciones y el derramamiento o transmisión (shedding) que éstas pueden ocasionar. De hecho hay médicos como el Dr. Bryan Ardis, el Dr. Vladimir Zelenko, nominado para premio Nobel e inventor del Protocolo Zelenko (COVID HCQ) y la Dra. Sherri Tenpenny, que sugieren protocolos similares compuestos de vitaminas, minerales y consejos prácticos que nos pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y a desintoxicarnos:

  1. Tomar el sol diariamente por lo menos 15 minutos al día. Esto ayuda a que el cuerpo genere de forma natural vitamina D. Para aumentar aún más la vitamina D, sugieren el paso 2.

  2. Vitamina D3 (10,000 i.u)

  3. Vitamina C (5,000 a 10,000 mg)

  4. Selenio (200 mcg)

  5. Magnesio Cítrico (o cloruro) 500 mg (puedes ir probando con menores dosis hasta lograr la tolerancia al magnesio)

  6. Dormir bien y hacer ejercicio regularmente

Hay protocolos que también sugieren agregar Glutatión, N-Acetylcysteine ó Quercetina, ya que son súper antioxidantes que de hecho se han usado para tratar el mismo Covid -19. El Zinc también lo recomiendan cuando se está tratando la enfermedad.


Para los niños el Dr. Ardis solo recomienda:

Vitamina C: Niños 6-12 5,000 MG, niños 2-5 2,000 MG

Magnesio Cítrico (ó cloruro): Niños 6-12 500 MG, Niños 2-5 200 MG

Selenio: Niños 12+ 200 mcg, Niños 2-12 años 100 mcg


Este protocolo es para una rutina diaria. Por precaución siempre puedes verificar con tu médico de cabecera si estos suplementos son seguros para ti y tus hijos. La mayoría de estos suplementos son económicos, como las vitaminas C & D y se encuentran de forma natural en varios de los alimentos que regularmente consumimos. Además, ¡tomar sol todos los días para generar Vitamina D, caminar o correr al aire libre es gratis!


De mi parte, quiero volver a enfatizar el poder del ayuno. Puedes optar por hacerlo uno o dos días a la semana. También puedes restringir la ventana de tiempo para comer diariamente, que también es una forma de ayuno llamado ayuno intermitente. Ambos pueden fortalecer tu sistema inmunológico enormemente. Este fue el hallazgo del Dr. Valter Longo del Departamento de Gerontología de la USC en su estudio sobre el efecto del ayuno en los pacientes con cáncer. Busca los libros y videos del médico nefrólogo Dr. Jason Fung para consejos prácticos de cómo comenzar.


Es trágico que no se informe al público sobre las poderosas medidas de prevención que existen y los tratamientos efectivos y económicos que están disponibles para el Covid-19, y lastimosamente se promueve de forma exclusiva la “vacuna” experimental como la única solución. Lo cierto es que se han salvado muchas vidas gracias a estos protocolos de prevención y tratamientos efectivos.

Estamos en medio de una guerra biológica y espiritual, pero debemos mantener la paz interior y la esperanza. Dedica tiempo ahora para estudiar sobre la prevención y el tratamiento de Covid-19. Pon en práctica un plan de prevención y ten un plan de acción a la mano. Identifica a un médico local que recomiende un plan de prevención y/o tratamiento con los remedios conocidos para curar a los pacientes de manera eficaz, como la Ivermectina, la Hidroxicloroquina, vitaminas y minerales específicos. Llámalos o envíales un correo electrónico.


¡Haz tu investigación ahora! No esperes hasta que tú o algún ser querido se enferme.


Además de los siguientes recursos y directorios de médicos, puedes preguntarle a tu médico de familia o a un médico pro-vida local si trata Covid-19. Los médicos pro-vida que conozco apoyan estos tratamientos. Si no los conocen, puedes compartir con ellos la información y el protocolo del tratamiento del Dr. Pierre Kory y la FLCCC Alliance o cualquiera de los otros recursos informativos a continuación.


Los siguientes sitios web y directorios son para médicos que prescriben el protocolo de prevención y tratamiento para Covid-19 en persona o por telemedicina (atención médica en línea). También comparten la verdad detrás de las “vacunas” experimentales Covid-19.


En Estados Unidos:


Médicos en EEUU “America’s Frontline Doctors”


Red de Médicos que prescriben protocolos de prevención y tratamiento a través de la telemedicina de America’s Frontline Doctors


Front Line Covid-19 Critical Care Alliance: Protocolos de prevención y tratamiento para Covid-19


Cómo obtener Ivermectina y los protocolos de FLCCC


Dr. Vladimir Zelenko, inventor del Método Zelenko para prevenir y tratar Covid-19.


Internacional:


Directorio Internacional de médicos que recetan protocolo con Ivermectina FLCCC


Medicos por la Verdad - Sitio Oficial


Otras fuentes:


Dr. Vladimir Zelenco

https://vladimirzelenkomd.com/treatment-protocol/


Dr. Bryan Ardis

https://cdn.shopify.com/s/files/1/0565/7542/6731/files/Dr_Ardis_C-19_Prevention_Cocktail.pdf?v=1625508379&_kx=QEherxQTXQmSo8gHD1Qt7nciM6FeLk3T-BcZYPDp7_s%3D.SwvL6p


Cuando estaba enferma, tenía amigos cercanos y familiares que estaban pendientes de mí, oraban por mí y me llevaban comida o lo que necesitara. El mes pasado tuve la oportunidad de ayudar a amigos que se enfermaron también. No tengamos miedo. Estemos en paz y hagamos lo que esté en nuestras manos. Confiemos en Dios como nunca antes. Busquemos personas que están resistiendo como nosotros para apoyarnos, animarnos y ayudarnos mutuamente. Si un amigo se enferma, ayúdalo y ora por él. Permanezcamos llenos de amor y esperanza, firmes y unidos en Cristo, hasta el final.


"Dios es un escudo para quienes se refugian en él".

Proverbios 30:5


Los invito a compartir este artículo y leer estos otros que les ayudarán:


8,825 views0 comments

Recent Posts

See All