Search
  • Astrid Bennett

El poder del ayuno - una guía práctica

Updated: Sep 6

Por Astrid Bennett


Aviso importante: Si estas embarazada, amamantando, padeces de alguna condición médica, o tienes peso muy bajo, sé prudente y no ayunes a menos que consultes con tu médico. Si ese es tu caso, puedes ofrecer otro tipo de sacrificios como por ejemplo, no comer comida chatarra, muy dulce o salada, o reducir el tiempo en redes sociales.


Jesus dijo: “Cuando ayunes...”


El ayuno es una práctica Cristiana antigua y siempre actual, un gran regalo de Dios y según Sus palabras, Él da por hecho que sus seguidores ayunamos (Mateo 6:16). Él diseñó nuestros cuerpos para el ayuno ¡es por eso que tenemos la capacidad de almacenar grasa corporal! Dios quiere sanarte, fortalecerte y ayudarte a vencer las batallas. Sin embargo, muchos le tememos al ayuno y no queremos comenzar por miedo a debilitarnos o sufrir demasiado. Esta preocupación es natural, pero quien desea descubrir el poder del ayuno y está dispuesto a aguantar los pequeños malestares del inicio serán bendecidos con salud y una gran coraza de fortaleza y paz para la batalla. ¡No teman! ¡Inténtenlo!


Testimonios de la bendición del ayuno


El día de hoy me llegaron estos testimonios de amigas de David Contra Coviat que iniciaron recientemente en el ayuno:


“He estado ayunando un poco más de un mes los viernes y déjame decirte que me siento tan bien y hasta he perdido peso. Me costó un poco al comenzar pero ya lo llevo muy bien. Hago el ayuno negro y tengo una gran fortaleza y sentido de bienestar.” - Delia


“Había tenido problemas con mi hijo quien se fue de la casa pero justo cuando comencé a ayunar y orar a Jesús en el Santísimo Sacramento de repente un día mi hijo me llama y viene a verme. Sé que la lucha no es con mi hijo sino con el enemigo de las almas y tengo la esperanza que un día mi hijo regresará a casa." - Sandra


“Será mi tercer viernes de ayunar y para Gloria de Dios me he sentido ¡muy bien!” - Mónica


Consejos prácticos para el ayuno


Aquí les comparto la manera en la que yo hago el Ayuno Negro, un hábito que comencé hace casi cuatro años. Este ayuno negro consiste en solo tomar agua y ningún alimento por un determinado periodo de tiempo. Les invito a que lo pongan en oración y exploren otras maneras de ayunar hasta encontrar la que sea más apropiada y beneficiosa para ustedes.


El ayuno que hago me ayudó a sanar una depresión severa, me ayudó a normalizar mi peso, y creo que fortaleció mi sistema inmune porque cuando me dio la enfermedad novedosa (CV19), mis síntomas fueron extremadamente leves y la pude superar sin mucha dificultad.


 Tener firmeza mental y convicción espiritual

Debo estar convencida de que Dios me llama a ayunar. Todo lo que viene de Dios es para el bien de nuestra alma, cuerpo y mente. Él nos está preparando para la batalla y el ayuno es parte de la armadura. La preparación mental y espiritual para el ayuno es fundamental.


 Días de ayuno

Yo hago ayuno los miércoles y viernes, días penitenciales de la iglesia, todo el día (ver punto 3 para más detalles). Si apenas te estás iniciando en esta práctica, podrías elegir uno de estos días o hacer los dos como lo hago yo. Otro día penitencial que también puedes escoger es el sábado.

Ayuno Negro de 36 horas

Por ejemplo, el ayuno del miércoles comienza desde la cena del martes (7pm) y concluye con el desayuno del jueves por la mañana (7am). Hago lo mismo el viernes.


• Comer sano los días antes de ayunar

Trato de comer sano siempre, pero sobre todo el día antes de mi ayuno, procuro comer comida rica en nutrientes sobre todo con buenas proteínas y grasas como huevos, aguacate o aceite de olivo. Procuro no consumir azúcares o harinas refinadas. Me va mucho mejor en el ayuno cuando como bien durante la última comida - antes de iniciar a ayunar.


• Agua y cafe negro

Por la mañana tomo un café negro sin leche y azúcar. Tomo mucha agua mientras ayuno, es importante mantenerse hidratado. Si a lo largo del día me siento un poco débil o con demasiada hambre, pongo una pizca de sal rosada (Himalaya) debajo de mi lengua. Eso me ayuda mucho.

• Misa e intenciones

Voy a Misa y comulgo, procurando estar en estado de gracia con confesión regular. Ofrezco mi ayuno por mis intenciones especiales. El ayuno es orar con todo tu cuerpo. Pido también la gracia para perseverar en este hábito. Cuando ayuno, dedico más tiempo a la oración y meditación de la Palabra de Dios. Tengo más recogimiento mental y del alma en esos días.

• Energía y enfoque mental

Lejos de quitarme energía y habilidad mental, el ayuno los aumenta y trato de aprovechar al máximo este beneficio. El cuerpo tiene la habilidad de usar la grasa corporal para generar energía, no solo la glucosa de la comida. Hago mi lista de cosas que hacer y trato de llenar mi día de obras buenas.


CONSEJOS PARA PRINCIPIANTES:

Los malestares como los dolores de cabeza y el hambre excesiva se irán en unos pocos días o semanas de practicar el ayuno. El cuerpo se acostumbra a usar la grasa corporal para generar energía. El café negro por la mañana y la pizca de sal rosada bajo la lengua ayudan mucho.


Puedes comenzar haciendo un solo día por semana, o solo 24 horas (de cena el martes a cena el miércoles, por ejemplo), o solo renunciar a una sola comida en un día en particular. A medida que te acostumbres y vayas conociendo mejor tu cuerpo, puedes ir aumentando más horas y días a la semana.


Algunas personas ayunan con agua y pan. A mí no me va bien cuando como algo, aunque solo sea pan, porque me da más hambre. Pero si deseas intentar ese tipo de ayuno ¡adelante, te puede funcionar!.


LOS BENEFICIOS DEL AYUNO


Las 8 promesas del ayuno de Isaías 58:6-12

  1. Tu mente se abrirá a un mayor entendimiento.

  2. Dios te bendecirá con sanación física.

  3. Dios irá delante de ti como tu defensor.

  4. Su gloria irá detrás de ti para protegerte.

  5. El Señor responderá a tus oraciones.

  6. Cuando clames a Él, Él estará contigo.

  7. Dios te llenará de su luz.

  8. Dios levantará la oscuridad y tristeza de tu vida.

“El ayuno soltará las ligaduras de maldad, soltará las cargas de opresión, y dejará libres a los quebrantados, y romperá todo yugo.” Isaías 58:6


No existe mejor momento para ayunar que ahora. Enfrentamos una guerra espiritual titánica contra la humanidad por un gran engaño y un plan maléfico del enemigo. A través de la oración y el ayuno, Dios te fortalecerá física, mental y espiritualmente, y te dará la gracia para resistir.

Alguno recursos que te pueden ayudar a conocer más acerca de los beneficios físicos y espirituales del ayuno:









1,614 views3 comments

Recent Posts

See All